Punto cero

Cuando intento ser comprensiva intento ponerme en un punto cero; es decir, como si mi subjetividad no existiera, como si estuviera viendo el fenómeno de veras, sin toda esa estela de sentimientos, afectaciones y deseos. Por qué hacen los otros las cosas, desde dónde están hablando o actuando, etcétera.

El tema es que eso me ha dado muchos problemas. Como por ejemplo, el de aguantar; es decir, el de no escuchar mi subjetividad que dice corre, que dice basta o que dice auch, únicamente porque –según yo– estoy comprendiendo desde dónde habla el otro, y eso me quita el derecho a la reactividad.

Me ha dado también el don de la culpa, cuando me doy cuenta en retroactivo que aquello que según yo estaba haciendo con consideración, desde ese ideal punto cero de máximo respeto, en realidad lo estaba haciendo desde mí, con mis puntos ciegos, mis búsquedas, mis limitantes. Culpa por los fenómenos de mi propia subjetividad, de su despliegue, desconsiderado de suyo, al no estar en función de los otros sino de mi propio pathos.

Lo que nos lleva al tema del perdón. Perdón por ser, pareciera ser el mensaje de fondo. Perdón por mi cuerpo que flota entre los equilibrios contrarios. Es momento, Mariana, de que nos perdones. Soltar es aceptar que eres, renunciar al punto cero y simplemente empezar a ser. Las olas que de ello se desprendan, no tienen que destruir ninguna costa. Y si la destruyen, ya habrá corales nuevos, en el fondo. No sólo eso: las olas también pueden ser hermosas.

Anuncios

Un pensamiento en “Punto cero

  1. Sabes un dia llego el perdon, y el perdon es fue sera en el cuerpo, y el cuerpo se desplazo por si mismo, no siendo otro. Fue asi que hice un ejercicio de Yoga, uno que requería levantar las piernas desde una posición de estar recostado, siempre me fue dificil pues sentía que era levantar un peso. Llega el perdón, y en lugar de hacer lo de siempre, mis piernas se tensaron, fue como si se volvieran flechas apuntado, y el levantarlas ya no requerían ningún esfuerzo. Si existe la gravedad, el peso, pero la sensación es incomparable.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s